Textos: Angélica Corral.
Fotografía:Pedro Luis Martín.
Miguel Abellán estuvo aseado y correcto, sacó algunos naturales de calidad pero no consiguió ningún trofeo
El salmantino Domingo López Chaves puso toda la carne en el asador aguantando mucho a su primero que era un "regalito" y dejándole la muleta en la cara consiguió hacerle faena. Cortó una oreja y otra al segundo.
Castaño rozó la puerta grande, pero el fallo a espadas en el segundo se lo impidió.
Sexta de abono, quinta corrida de toros. Puerta Grande para el salmantino Domingo López- Chaves que cortó una oreja de cada uno de su lote. Una cortó Javier Castaño, que de no ser por el falló a espadas en el sexto hubiera acompañado al ledesmino en la salida a hombros. Abellán, que no estuvo mal, se fue de vacío. Se lidiaron cinco toros de Garcigrande, justos de presencia y fuerza pero nobles y con movilidad, y uno, sobrero, de José Luis Marca, complicado. El encierro de Garcigrande facilitó el triunfo a los toreros que estuvieron con muchas ganas.
Miguel Abellán tuvo un primer toro con muy poca fuerza al que realizó una labor que no tuvo transmisión en el tendido. No quiso quedarse atrás en el segundo de su lote, tras sendas orejas de sus compañeros y se fue a porta gayola para recibir al cuarto de la tarde. Con este ejemplar tuvo una buena actuación con la muleta, ligando las series, templando y pegando buenos muletazos. El fallo a espadas le privó de un posible trofeo.
Javier Castaño dejó patente en Salamanca el buen momento por el que atraviesa. Valiente y muy entregado toda la tarde tuvo una actuación más que digna en Salamanca. Templado, bajando la mano, llevándolo muy largo, aprovechando la nobleza de sus oponente en sus dos ejemplares, gustó mucho a la afición charra. Cortó una oreja con fuerza al primero y la hubiera cortado en el segundo de no haber fallado con la espada.
Domingo López- Chaves cortó una oreja en cada toro y abrió la Puerta Grande de La Glorieta. Fueron faenas distintas con toros de muy diferente condición. Un complicado segundo, sobrero de José Luis Marca, con el que estuvo muy valiente y entregado al que le hizo una faena de mérito y un buen toro de Garcigrande que saltó al ruedo en quinto lugar. Con este burraco, Chaves desplegó la variedad con el capote y realizó una faena de muleta que encontró el eco en los tendidos.
INICIO