Durante los tres días que duró la I FERIA IBERICA DEL TORO, el despliegue de actividades, expectáculos y expositores no pudo ser mayor, Forcados, Campiños o los integrantes de la Escuela de Cavaleiros que vemos en las imágenes de arriba fueron algunas de las representaciones más vistosas.
El espectáculo estrella de la Feria, se llamaba EMOCIONES IBÉRICAS, un "derroche" de efectos de luz y sonido que se representó en dos ocasiones y que llenó hasta la bandera la plaza de tientas.
Hasta Santarem llegaron también los recortadores de La Vall D'uixó, Castellón.
El arte fue otro de los fuertes. Algunos de los expositores fueron Lorenzo Queen, escultor y Carlos Núñez y Pedro Luis Martín, fotógrafos taurinos.